Anatomía del sombrero y adecuación a nuestro cuerpo: los secretos  

Los sombreros hoy en día complementan perfectamente cualquier outfit y si los elegís adecuadamente de acuerdo a tu rostro, altura y silueta corporal, pueden darte un toque ultrafemenino y muy elegante. Seguí leyendo y te cuento algunos secretos respecto a los sombreros. 

Existen sombreros para todo tipo de atuendos: casuales, elegantes, para el día, para la noche, para cubrirte de la lluvia, etc.

Quizás te pasa que ves determinado sombrero en una modelo o maniquí y cuando te lo probás resulta que no te queda como a ellas. Eso ocurre porque debemos elegirlos según la forma de nuestro rostro, nuestra altura y nuestra silueta, para que, de esa manera, nos quede mejor que a las modelos.

Pero antes de avanzar en el tema vamos a repasar la “anatomía” de un sombrero:

  • Copa o corona: Es la parte superior del sombrero que se adapta a la forma de la cabeza, limitando su Puede tener diferentes formas: redonda, cónica o truncada.
  • Ala o borde: Es la parte del sombrero que sobresale de la circunferencia del mismo y que cumple la función de protegernos de los rayos solares o de la lluvia.
  • Banda suave: Es la parte interna del sombrero, generalmente hecha de materiales muy suaves, que entra en contacto directo con nuestra cabeza y que tiene el fin de ajustar correctamente el sombrero al cráneo y detener el sudor.
  • Cinturón o banda del sombrero: Es la cinta o adorno que se coloca alrededor de la copa, entre la corona y el borde. Sirve para darle forma al sombrero o como simple decoración.
  • Visera o ala frontal: Es la superficie frontal de ciertos tipos de sombreros que sirve para bloquear los rayos solares. Es típica en gorras militares y gorras de béisbol.

Para elegir tu sombrero ideal de acuerdo a la forma de tu rostro, considerá:

  1. Si tu rostro es redondo
  • El sombrero ideal es el que tenga cualquier detalle en la parte superior de la cabeza, por ejemplo cintas, moños, flores, etc.
  • Las alas no deben ser demasiado chicas ni demasiado anchas, sino de tipo medianas.
  • No a los sombreros con formas redondeada especialmente en la copa, ya que remarcarán la forma redondeada de tu rostro.
  1. Si tu rostro es alargado o con forma de diamante
  • El fin es lograr que tu rostro parezca más ancho; esto se logra usando sombreros con copas redondeadas.
  • Las alas deberán ser grandes y con caídas a la altura de los pómulos.
  • No uses sombreros con copa demasiado altas, porque éstas van a remarcar más el largo de tu rostro.
  1. Si tu rostro es cuadrado
  • Son ideales los que tienen las alas de tamaño mediano
  • Las copas del sombrero deberán ser redondeadas
  • Una buena opción es aquel que tenga alas desiguales, pero siempre con líneas suaves y nunca rectas o estructurales. 
  1. Si tu rostro es triángulo invertido o con forma de corazón
  • Serán ideales los que tengan alas medianas y un poco caídas, sin estructura definida, porque darán la imagen de mentón más relleno.
  • Evitá los de copa alta.
  1. Si tu rostro es ovalado
  • Este es el tipo de rostro más equilibrado, por eso casi cualquier tipo de sombrero te va a quedar bien.
  • Dos cosas importantes: las alas no deben sobrepasar el ancho de tus hombros y el tamaño del sombrero debe ser proporcional a tu estatura y al tamaño de tu cuerpo.

En líneas generales, una mujer de frente ancha puede elegir casi cualquier modelo de sombrero, mientras que una mujer de frente angosta debería elegir sombreros de copas altas.

Si tu estatura es baja, los ideales para vos serán sombreros de copa mediana y de alas pequeñas. Si tu estatura es alta, tenés la libertad de utilizar sombreros de alas anchas y caídas, pero cuidado con los sombreros demasiado pequeños o estrechos porque esos darán la  falsa imagen de que sos aún más alta.

Si sos rellenita lo ideal es evitar sombreros con copas demasiado anchas que hacen ver más ancha tu figura. Son ideales los sombreros de copa un poco alta y con formas, que te estilizarán.

Te dejo por último unas recomendaciones generales para cuando vayas a comprar un sombrero:

  • Probate el sombrero frente a un espejo donde te veas de cuerpo entero: de esta manera te vas a asegurar que te queda perfecto en cuanto a proporción con tu altura y la morfología de tu cuerpo o silueta.
  • Recordá que el sombrero debe ser justo de tu medida, ni demasiado grande ni muy pequeño.
  • El ala del sombrero nunca debe sobrepasar el ancho de tus hombros; si lo hace, vas a lucir desproporcionada.
  • Tené en cuenta que, en general, cuanto más angosta sea el ala del sombrero más informal será tu accesorio.

Animate a usar este súper femenino accesorio y se te hará una necesidad…