Denim: un aliado estratégico en cuarentena Con las prendas de jean podemos lograr looks cómodos, ideales para todas las actividades que realizamos hoy en casa

El denim o jean es sin duda un aliado incondicional de la mujer hoy en día, tanto fuera de su casa como dentro de ella. En estos días en que debemos quedarnos en el hogar, el jean en todas sus variantes parece ofrecernos muchas posibilidades para evitar la tentación de quedarnos en pijama y pantuflas o de lucir fachosas (término que acabo de conocer y que significa «con apariencia exterior desagradable, descuidada o ridícula»).

Recordemos que por algo el denim es el género más famoso de la historia de la moda contemporánea. Nada más versátil que el jean. Dentro de sus virtudes podemos mencionar que todas (y todos) pueden usarlo porque siempre hay opciones si somos flacas, más rellenitas, altas o bajas, porque puede adaptarse a cualquier look y estilo, porque puede usarse en cualquier estación, porque hay diferentes tipos en cuanto a colores y espesores, porque puede combinarse con otros géneros, porque acepta gran variedad de accesorios y algo fundamental: porque es tan versátil que lo podemos reciclar y convertir en otra prenda!.

Para explotar nuestro lado fashionista en cuarentena, pensemos en todas las prendas de jean que viven en nuestro placard y vayamos a su rescate.

Si hablamos de pantalones, lograremos muy fácil un look simple y chic con una remera básica blanca o de color para hacer las actividades domésticas en casa, que se puede cambiar por una camisa, chaqueta o suéter de hilo si tenemos que asistir a una reunión virtual o por un top lencero si los chicos ya se durmieron y podemos disfrutar un momento íntimo con nuestra pareja. También podremos lograr un look grunge si lo combinamos con una remera de nuestro grupo rockero preferido o un look jean+jean si le sumamos una camisa denim en algún tono diferente al del pantalón. Con respecto al calzado para acompañarlo, las posibilidades en casa también son muchas: zapas blancas, balerinas, slippers, francesitas, botas bajas….demos descanso a las pantuflas!.

Y ésta es sólo una pequeña lista de posibilidades…tenemos el tiempo (y las ganas?) de explorar nuestro placard y armar los mil y un looks posibles con prendas de denim para usar en casa. Y a no perder la oportunidad de idear looks para la calle, para cuando podamos disfrutar del aire libre nuevamente. Animo!!!!!.