Descubrí qué es “El poder de los tres” para optimizar tu guardarropa

Existe un truco de estilismo que te permite optimizar tu guardarropa y economía. Descubrí en qué consiste y armá looks infalibles con el mínimo esfuerzo.

Para poner en práctica “El poder de los tres”, necesitás tener tres prendas de cada tipo de vestuario: tres para la parte superior, tres para la parte inferior y tres pares de zapatos. Lo indispensable es que estas prendas y accesorios puedan combinarse entre sí para crear un look.

Las tres prendas superiores que elijas deberán ser acordes al clima del lugar donde vivís. Podés tener una parte superior de mangas largas, una de mangas cortas y otra sin mangas sin vivís en un clima templado, por ejemplo. Estas partes superiores deberían guardar cierta similitud, por ejemplo podrían ser todas en tonos pasteles o tonos neutros o colores básicos.

Respecto a las prendas inferiores, deben elegirse con los mismos criterios que antes mencionamos para las superiores, especialmente de clima. Podés optar por dos pantalones y una pollera o por dos polleras y un pantalón, de acuerdo a tus preferencias. Acto seguido, vas a elegir la paleta de colores de estas prendas inferiores, pero esta vez lo vas a hacer teniendo en cuenta que esos colores combinen con los de las prendas superiores.

Finalmente, tenés que elegir los zapatos. Podés optar quizás por unas ballerinas, botas y zapatos de tacón, que son excelentes alternativas, independientemente del largo de tus pantalones y de lo formal o informal de tu outfit.Con respecto a los colores, el único requisito es que combine con los tonos de las partes superiores e inferiores.

De esta manera, al combinar estas nueve prendas entre sí, contás con 27 opciones de outfits finales distintos y no malgastarás tu dinero con prendas que quizás uses muy pocas veces ¡o incluso nunca!

Una variante de este truco se conoce como “la regla de la tercera pieza” y consiste en que la parte superior e inferior de tu atuendo son la primera y segunda pieza y la tercera la constituye un elemento extra del equipo, como por ejemplo un blázer, chaleco, campera de denim o cuero, suéter o accesorio importante como un collar choker, ruana o bolero. ¿Cuál es el objetivo de esta tercera pieza? Busca dar otro matiz o estilo a un atuendo quizás básico o clásico, para que te resulte más entretenido y con pequeños cambios puedas lograr efectos visuales interesantes.

De manera que estos fáciles trucos te permitirán volver más eficiente tu guardarropa e innovar tu estilo con poco esfuerzo. ¿Te animás a ponerlos en práctica?