El Calendario Fashion: Las semanas de la moda, las precolecciones y las colecciones cápsula Foto: D&G

Seguramente has tenido noticias de que los diseñadores presentaron sus exclusivas creaciones en la semana de la moda de París, Milán, New York o Londres. Seguro también escuchaste hablar de la presentación de las precolecciones y las colecciones “cápsula”. Entonces, ¿en qué consiste el calendario de la moda?. Seguí leyendo y entérate.

Los pilares fundamentales del mundo de la moda son las principales cuatro “semanas de la moda” que se celebran en New York, París, Milán y Londres. Solo estas ciudades, llamadas “The Big Four” (las cuatro grandes) pueden presumir de albergar los desfiles más caros, espectaculares y exclusivos. Durante sus semanasfashion captan la atención de las revistas y de los críticos especializados, quienes a su vez ayudan a alimentar el glamour de estos eventos tan cosmopolitas.

Los motivos por los que estas ciudades son merecedoras de celebrar estos shows no son casuales y muchos diseñadores que logran tener pasajes, billetes y valija en mano (y mucha ilusión) saben que es necesario tomar el avión para volverse conocidos en el mundo de la moda.

París es la ciudad capaz de albergar los diseños más tradicionales y refinados, pero también las propuestas más alternativas y de vanguardia. Además, ofrece la tradición y la infraestructura necesaria para que un diseñador pueda desarrollar con comodidad su carrera. Milán, por otro lado, brilla en la Alta Costura,  se caracteriza por contar con un prêt- a-porter de gran calidad y por ser referente principal de la moda masculina. Londres es el punto de referencia para las propuestas más jóvenes y desenfadadas y New York, la fundadora de las semanas de la moda, se orienta exclusivamente al prêt- a-porter y ofrece eventos de gran espectacularidad, en general esponsoreados por la distinguida marca de automóviles Mercedes Benz.

El diseñador debe empezar a producir una colección seis meses antes de que la misma sea desfilada en público y un año antes de que llegue a los negocios de ventas. Por eso, el calendario de la moda tiene una logística comercial complicada y le exige trabajar al diseñador bajo presión y con rapidez para cumplir con los plazos de entrega. Durante los meses de febrero y marzo se exponen las colecciones de otoño–invierno (O-I) del año próximo y en setiembre y octubre, las colecciones de primavera–verano (P-V). El calendario de la moda masculina se realiza un mes antes.

Hasta hace poco tiempo, el mercado había definido tradicionalmente dos estaciones al año: P-V y O-I, pero en los últimos años esta división rígida entre las dos temporadas se ha desdibujado con la introducción de nuevas fechas en el calendario fashion, para dar lugar a las precolecciones y las colecciones cápsula.

Las precolecciones funcionan como avances de las colecciones “madre” de P-V y O-I. En realidad, se originaron en las colecciones crucero:precolecciones de P-V que se diseñaban tradicionalmente para las damas de la alta sociedad que viajaban a lugares exóticos en pleno invierno. La precolecciones se componen generalmente de versiones más sencillas y más comerciales de las prendas que semanas después se verán en pasarela.

Las colecciones cápsula funcionan independientemente del calendario y responden a un interés concreto de marketing. Están conformadas por seis a diez piezas diseñadas alrededor de un concepto y que combinadas, pueden llegar a generar hasta veinte conjuntos diferentes.

Como ves, el calendario de la moda no es nada sencillo, pero es la herramienta que facilita el desarrollo de la industria de la moda, cada vez más globalizada. Ese calendario garantiza que los eventos no se solapen, sino que se sucedan con la suficiente proximidad para permitir a los compradores programar un largo viaje para evaluar las ofertas de las diferentes capitales de la moda.

Para que viajes, al menos como yo, a través de las páginas de Internet, te dejo el calendario oficial de la moda de este año 2017.